logotype
  • 0.jpg
  • 1.jpg
  • 2.jpg
  • 3.jpg
  • 4.jpg
  • 5.jpg
  • 6.jpg
20 -June -2021 - 11:03

Próximo partido

Sábado 26 de Septiembre a las 20:00 en la Grela:

español  Español 

 

Escudo C.D.Sarsfield  C.D. Sarsfield 

 

"Grela 1"

Los jugadores deben estar una hora antes en el campo

 

Convocatoria

Planning semanal

Lunes:
Descanso

Martes:
Entrenamiento a las 20:30
Cambiados en la puerta de la Torre

Miércoles:
Descanso

Jueves:
Entrenamiento a las 20:30
Cambiados en la puerta de la Torre

Viernes:
Descanso

Sábado:
Descanso

Domingo:
C.D Sarsfield -Deportivo Ciudad
18:00 en la Torre

 

 

Jornada 28: Maravillas - C.D. Sarsfield

En una jornada que exigía respuestas, el Sarsfield fue capaz de alzar la voz y dejar claro que tiene carácter para encarar sus objetivos. En una fase definitoria de la temporada, cuando los rivales aprietan y es preciso perfilar una inflexión, los albiceleste andan peleados con los resultados, pero reconciliados con su actitud. Sólo así se entiende que con bajas de jugadores como Caramés, Peter, Kike, Sari, Javi, Mora, Ramón o Rommy, y cuando en el minuto 20 de su partido ante el Maravillas Chete fue expulsado y los amarillos se pusieron con un 2-0, los de Rubén no sólo alcanzaron un rendimiento notable sino que recuperaron su versión más esforzada para hacerse fuertes y sentirse confiados.

Con Chete ubicado en el centro de la zaga junto a Fran, Yago se echó a su equipo a la espalda. Fue ese jugador audaz y atinado con la pelota, tanto como para a través de ella activar a los suyos, que jugaron 70 minutos en inferioridad. A su lado, el despliegue de Cato resultó sorprendente... o no tanto, si se tiene en cuenta la capacidad técnica del 21, que le convierte en un pelotero de excepción, capaz tanto de definir como de crear.

Tras el tanteo inicial, el Maravillas se adelantó a los 16 minutos, con un lanzamiento de falta de Beñat ajustado al palo que superó por fuera la barrera y sorprendió a Sergio. Cuatro minutos después, Maxi encaró a Chete al borde del área y se abalanzó sobre el 10 albiceleste, que apartó la pierna para evitar el contacto. Pero Rodríguez Penas se tragó el piscinazo, decretó penalty y mostró la segunda amarilla a Chete. Maxi no falló y en el 20, el partido estaba casi liquidado. No tardó Rubén en reubicar a los suyos, y en el 26 Jorge entró por Lucho para situarse en el lateral derecho, y colocarse Masche como central junto a Fran, dejando al juvenil Ansede como único punta, con el auxilio en las alas de Saá y Dima.

Inescrutable para el rival, el Maravillas es un equipo que marca y guarda el botín, a veces con un paso atrás, pero que acaba siendo un bálsamo porque los amarillos, sin tanto talento en la plantilla como el resto de aspirantes al ascenso, es un equipo que sabe amurallarse y lograr que su área pase a ser de balonmano más que de fútbol, un terreno insondable para las pisadas del oponente. El 2-0 frente a un rival en inferioridad con 70 minutos por delante es el escenario soñado para cualquier equipo del corte espartano del Maravillas.


Esperanzarse sí que es una obligación para el Sarsfield, que descuenta puntos y jornadas para acercarse a la línea de la permanencia matemática. Y en esa ruta tiene ganado algo que semeja esencial: sabe cuál es la actitud con la que ha de encarar los partidos que le restan. Ante el Maravillas volvió el Sarsfield que supera sus problemas a golpe de pundonor, con un equipo de hombres más que de nombres, en el que prioriza el sentido colectivo.

En el peor escenario posible, los albicelestes no cesaron de atacar. Nunca perdieron la colocación ni la disciplina táctica. Incluso rozaron el gol en los primeros lances de la segunda mitad. El Maravillas finiquitó el choque en el 63, pero ni así se descompuso el Sarsfield, al que sostenían Fran y Masche con un sensacional esfuerzo atrás, y la dupla Cato y Yago, que no abandonaron nunca la intención de rasear. Dima y Saá trabajaron a destajo en auxilio de Juan y Jorge, y Ansede cumplió en la labor de desgaste a la que le obligó la inferioridad numérica de su equipo. En el 76, el canterano Enrique debutó con el Sarsfield en sustitución de Fran, y todo cuanto hizo lo hizo a la perfección. Central de zancada larga, se atisba fútbol en la cabeza del juvenil, que sacó siempre jugado el balón, y estuvo listo para ir al cruce y hacer coberturas.

Cuando el árbitro señaló el final, la derrota era un hecho, como también lo fue la sensación de equipo que había dado el Sarsfield, esa que, de no abandonar, le ha de guiar a la salvación.

2021  Club Deportivo Sarsfield   globbersthemes joomla template